Cómo organizar una mudanza fácil y efectiva

Cómo organizar una mudanza fácil y efectiva

Nerviosismo, estrés, agotamiento, dificultad, desgana… Muchas palabras asociadas a mudanzas, aunque no suelen ser positivas, las mudanzas suelen implicar cambios, satisfacción de una nueva casa, descubrir incluso una nueva zona, y establecer nuevas relaciones.  Es una alteración de nuestro día a día está cambiando vidas, y no tendríamos que dejar que acciones como «hacer y deshacer» cajas nublen el propósito de «comenzar una nueva aventura en una vivienda nueva».

Poner en práctica algunas pautas puede facilitar el proceso, acortarlo y como consecuencia brindarnos una fácil planificación.

 

Estructura la mudanza con tiempo

Cuando se traslade de domicilio, evite programar las cosas en el último minuto. A menos que tenga que hacer las maletas y salir rápidamente, es posible que necesite de 4 a 8 semanas para asegurarse de que todo esté en orden el día del check-in.

 

Dona artículos que no sean imprescindibles en tu día a día

Evidentemente, hay algunos elementos con una valía emocional y económica de los que no puedes deshacerte. Sin embargo, considere detenidamente y determine lo que realmente necesita. Intente tomar las medidas necesarias y reducir el volumen de envío. ¿No estás seguro de qué hacer con los objetos restantes? Toma nota de algunas ideas.

 

  • Dona tus pertenencias a una
  • Done sus artículos a la
  • Vende los artículos que no quieras en tiendas de segunda mano.
  • Done ropa que no quiera vender a la parroquia o alguna asociación.
  • Si te mudas, dona

 

Cuantos menos objetos envíe, más barato será el costo de mudanza

Hacer un inventario

Esta puede ser una tarea pesada, pero es necesaria porque se puede perder mucho durante el movimiento. Además, al hacer el listado, puede organizarse por habitaciones y separarse por códigos, para que sea más fácil su reubicación posterior.

 

Empiece a empaquetar con previsión de tiempo

Cuando comience a empacar su vivienda, asegúrese de organizarse y preparar todos los materiales de empaque necesarios con anticipación; esto incluye cajas de varios tamaños, cinta, etiquetas, marcadores de color. También necesitará plástico de burbujas, periódicos o mantas y sábanas viejas para proteger los artículos más frágiles.

 

La mudanza siempre de la mano de profesionales

A la hora de organizar la mudanza, es fundamental que investigue y obtenga información sobre las empresas de mudanzas que pueden trasladar sus pertenencias. Cada empresa te ofrecerá un precio diferente, pero recuerda que a veces lo barato sale muy caro. Es importante entender cómo comparar presupuestos para que puedas elegir el que mejor se adapte a tus necesidades y te brinde mayores garantías y servicios cuando te mudes.

 

Prepara una caja con lo más básico

Cerciórese de tener una bolsa de viaje con todos los artículos personales necesarios. Incluso si se muda al lado, debe preparar un juego de elementos de mano para todo lo que necesita unos días después de la mudanza (en el caso de que no pueda abrir el empaque de todas estas cajas en las próximas semanas).

 

En el kit, debe haber debe contener:

  • Aseo personal: No olvide: toallas, jabón, esponja, cepillo y pasta de dientes. También agregue desodorante y cepillo para el cabello.
  • Ropa: Dos cambios de ropa para los primeros días será suficiente. Considere si necesita ropa para ir a trabajar o más para el día a día. Es muy importante no olvidarse del pijama, así podrá dormir tranquilamente la primera noche en su nuevo hogar.
  • Primeros auxilios: Es vital meter un botiquín de primeros auxilios. No es seguro que lo vayamos a utilizar, pero en caso de algún contratiempo nos será de gran ayuda.

 

Tener un kit de supervivencia ayudará a la organización de la mudanza, evitará accidentes y, lo más importante, te beneficiará el primer día de la nueva casa.

Cambia la dirección de los suministros

Prepara una lista con los cambios oportunos que tengamos que llevar a cabo.  Así como, dar de alta o baja los abastecimientos del hogar. Ya sea para solicitar un cambio de nombre en la luz, un alta nueva en el suministro de agua o una portabilidad de internet.

 

Últimos detalles

A medida que se acerca el día de la mudanza, preste especial atención a estos pequeños puntos. Por ejemplo, revise el empaque y las etiquetas de todos los elementos (especialmente los artículos más delicados), no se olvide de llevar a cabo el inventario y recuerde descongelar el refrigerador con anticipación