A la hora de cambiarte de domicilio, tienes que tener en cuenta muchos factores en cuenta, como por ejemplo elegir una buena tarifa de gas, o la mejor tarifa de luz,  pero uno de los más importantes, es saber elegir un buen seguro para que todo lo que pueda pasar o cualquier imprevisto como que entren a robar, esté cubierto en nuestra póliza de seguros, por lo que vamos a contarte cuales son las mínimas coberturas que tienen que estar presentes en el seguro que elijas.

  • Daños del continente : uno de los daños más comunes que suelen experimentar los hogares, son el daño del continente, lo que viene siendo la casa en sí. Techos, suelos, paredes, ventanas, etc… ya que una inundación por culpa de una tubería rota, una humedad, o un accidente casero en la cocina,  suelen ser los mayores motivos por lo que el seguro ha de cubrir los arreglos necesarios. Como es muy normal que ocurran daños en el continente, no puedes permitirte un seguro que no incluya este tipo de daños.
  • Daños del contenido: Electrodomésticos, mobiliario, objetos personales o incluso la ropa. Todos lo que contiene un hogar por dentro es parte del contenido, y lo ideal es que la póliza que contrates incluya este tipo de servicio, ya que ante un robo o simplemente que se rompa por cualquier tipo de altercado. No todas las pólizas incluyen lasa roturas, pero la gran mayoría cubre los robos. Por lo que si tienes material de mucho valor en casa es importantísimo que te asegures que esto va incluido.
  • Responsabilidad civil (RC). Esta garantía de la póliza de hogar se encarga de cubrir todas las reparaciones y las indemnizaciones que el dueño del hogar, deba pagar a terceras personas por los desastres o daños que les haya ocurrido dentro de su propiedad, si se da el caso de que alguien tiene un accidente bajando por las escaleras de tu hogar y se rompe un brazo, la garantía de responsabilidad civil, es que se hará responsable de este suceso, o por ejemplo, si se deja una colilla mal apagada y esto provoca un incendio, si se produjeran lesiones, esas indemnizaciones pueden ser muy altas. Por lo que, nuestro consejo es que contrates un seguro de hogar con una cobertura de Responsabilidad Civil de 300.000 euros como mínimo. Puedes plantearte incluso ampliarla hasta 600.000 euros si el aumento de la prima es razonable.
  • Defensa jurídica: Si alguien ajeno a tu casa rompe o daña algo, como por ejemplo se choca contra tu garaje, y tienes que cambiar la puerta y demás arreglos, en esta cláusula se incluirá todo lo que necesites para la reparación; además incluye defensa penal, derechos como propietario o inquilino, etc.

¿Cuánto cuesta un seguro de hogar?

El precio de una seguro multirriesgo del vivienda con las mejores coberturas para continente y responsabilidad civil puedes encontrarlas por menos de 200 euros para una hogar media. Por lo general, para las viviendas unifamiliares las primas del seguro son algo más altas, incluso si se aseguran en el mismo valor que un piso.